Mtra. Ana María Guadalupe Peregrina Ruiz, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas de la UPAEP.
Este 5 de febrero se conmemorará el 102 aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

La globalización del mundo adelgaza los vínculos de los signos que le dan identidad al país, por ello es necesario reforzar la enseñanza del civismo entre los jóvenes, consideró Ana María Guadalupe Peregrina Ruiz, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas de la UPAEP.

En el marco de la conmemoración del 102 aniversario de la Carta Magna explicó, “Es necesario que las nuevas generaciones de jóvenes estén conscientes de que se encuentran frente a toda una reunión de símbolos que los llevan a involucrarse y a responsabilizarse de toda esa identidad que nos distingue como país.

Recordó que entre estos símbolos se encuentran la propia Constitución Política Mexicana, el Himno Nacional y la Bandera.

Peregrina Ruiz, indicó que actualmente las nuevas generaciones de jóvenes que eventualmente tomarán la estafeta de las instituciones, de la política, de la economía y de muchos de los liderazgos sociales, están sufriendo una serie de influencias que les hacen en algún momento relativizar toda esta carga importante que nos da identidad.

Abundó en el sentido de que los jóvenes son depositarios de impactos tan fuertes como es la globalización cultural, que de alguna forma relativiza el localismo en algún sentido y los hace formar parte de un mundo global.

Refirió que quizá la instrucción escolar actualmente ya no hecho el suficiente énfasis a través de actividades como las ceremonias cívicas, que a su vez estaban acompañadas por los cursos de civismo, ética, y toda esta gama de explicaciones que acompañaban a dichos actos.

Reafirmó que la academia y todos los extractos de la educación en México están convocados y deben estar comprometidos con una intencionalidad que vaya más allá de celebrar una ceremonia o recordar estas fechas.

La Constitución Mexicana, se sustenta en principios inalterables

La especialista de la UPAEP señaló que la Constitución Política Mexicana, es la base de las instituciones y de la convivencia social de nuestro país y el texto de mayor peso jurídico que tiene nuestra Patria.

Señaló que nuestra Patria está siendo vulnerada incluso por sus propios hijos que la han dejado de honrar en lo externo y han dejado de quererla en lo interno. “Hoy no vemos el desembarco de los marinos norteamericanos, ni el ejército francés llegar por Veracruz”.

Explicó que la Constitución Mexicana es la base de las instituciones, de la convivencia social, es un documento que nos permite conocer esta doble cara que debe tener cualquier pueblo libre.

Y es que se debe de reconocer la responsabilidad y la libertad, “y que los mexicanos debemos saber cuáles son nuestras libertades y deberes como ciudadanos”, sentenció.

Asimismo, dijo que la Constitución como parte de todo un entramado cívico percibido por la población como un referente necesario para la cotidianidad, tiene muchos matices.

Redacción / www.lcampus.mx

Print Friendly, PDF & Email